Es importante tener presente en todo momento que el bailador debe tener respeto por la música…sin la música el baile no existiría.
Partiendo de esta premisa, cada uno es libre de bailar lo que quiera en un social y mezclar a su antojo, representando lo que nos transmite la música ya sea pachanga, bogaloo, rumba, afro o lo que medio intuimos en el fondo de la música que escuchamos
En los últimos años se ha extendido cada vez más bailar On2 o mambo, pero debemos distinguir entre bailar con el espíritu del tiempo dos o simplemente pisar en dos ( estilo Nueva York pisando detrás o estilo Puerto Rico pisando delante ) ….porque pisemos en dos pero sin la armonía y libertad del Mambo no es bailar On2.
Si repasamos un poquito de historia y evolución del baile, partimos de la salsa o son cubano bailado a tiempo de la tumbadora 4,&,2, donde pisaban en el & para abrir y en el 2 para pisar atrás, tomando como métrica un compás de 4x4.
Posteriormente tendríamos la salsa On2 o Mambo, donde utilizaban el mismo conteo & para romper y el 2 para pisar atrás con derecha al bailar en pareja en el caso de los hombres y pisar delante con izquierda en el caso de la mujeres. Desde esta base se crea una ética de baile con una expresión, libertad y movimientos bajo el nombre de MAMBO, donde tienen cabida el afro, rumba, culumbia, guaguacó, bambú, son cubano o son montuno y donde predomina el libre movimiento con tendencia al movimiento entre infinitos.
En los años 90 aparece la salsa en línea y rompemos con el pie izquierdo delante en uno los hombre, y con derecho detrás las mujeres, escuchando los golpes fuertes de la pulsos musicales 1, 3, 5 y 7 …..aprendido anteriormente por un joven Eddie Torres que enseñaba sobre un conteo de 1 a 8 para así facilitar el conteo y donde pisar a los amantes del baile.
Es fácil encontrar a bailadores que por el simple detalle de pisar en dos dicen bailar On2, pero el mambo conlleva una ética de baile y una libertad que no tienen….no se trata sólo de cambiar el tiempo donde pisar sino de dejarse llevar por una filosofía de baile basada en la libertad y en una ética de baile, y no sólo un tiempo musical.
Debemos ser críticos con lo que nos enseñan o aprendemos, o enseñamos, para no volver loca a la gente… hay mucho más que pisar en el segundo tu *tum* pa (en el 2 del compás).

Esperemos nos iluminen el camino con sus comentarios y aportaciones si estamos equivocados.

Compartir…